NosotrosConozca más sobre nuestra iglesia


¿Quiénes Somos?


Roy Soto, Pastor GeneralPastor General

Padre de tres hijos: Amber, Naomy y Roy. Después de un trato directo de Dios con en cuanto al ministerio, fue que acepta el llamado de iniciar una iglesia en una comunidad rural.

Junto a su esposa, decidieron dejar todas sus comodidades laborales para iniciar este sueño. Sin ninguna experiencia pastoral únicamente como líder de iglesia, a los 24 años de edad dio sus primeros pasos en fe, en medio de un contexto de dudas y malos pronósticos.

El Pastor Roy y la membresía de Comunidad Cristiana Shalom, han logrado con la ayuda de Dios, desarrollar una iglesia no tradicional en una comunidad rural cargada en todos sus contextos de tradicionalismo y apatía por el cristianismo. El pastor Roy es miembro fundador de la Red del Camino para la misión integral de Costa Rica, coordinador de dicha red, además viaja a muchas partes del mundo animando y desafiando a lideres y pastores en la temática de la misión integral. Sus dones espirituales principales son Fe, servicio y administración, a lo largo de 13 años ha quedado de manifiesto que es un hombre visionario, emprendedor y luchador. El pastor Roy sueña con la iglesia donde se facilita el rol pastoral y expandir el reino de Dios a través de iglesias hermanas de Costa Rica. Un pastor de reino con una iglesia de reino. Somos una comunidad de fe que procura vivir el evangelio de Jesús, en toda su integralidad redentora hacia el ser humano y la creación. Somos un grupo de personas que a la luz de las escrituras como base principal de interpretación, tratamos de promover los valores del reino de Dios en nuestro entorno, no reduciendo esa promoción únicamente al hombre o mujer sino a todo cuanto fue afectado por el pecado.

Queremos responder como lo hizo nuestro Rey Jesús cuando le preguntaron: “¿Eres tú el Cristo o debemos esperar otro?”, Respondió: “Vengan y vean”. Nuestro sentido de Iglesia responde a las enseñanzas de Jesús de amor en libertad, valoración y de vida en comunidad. Es así que desarrollamos la misión cristiana como aquella que busca la transformación integral de cada persona y de la sociedad entera en términos espirituales, socio-económicos, político-culturales, entre otros. Una transformación que creemos que puede darse como vida plena. No servimos para ganar a gente como prioridad, lo hacemos para que las personas tengan un contacto con el amor de Dios, servimos porque consideramos que la iglesia está llamada a vivir como el siervo sufriente de la Cruz. Lo hacemos porque la única manera en que la sal es efectiva, es cuando se sale de su salero (templo). Lo hacemos porque nuestra misión es la promoción del Reino, y la Iglesia es el instrumento. Además, no hemos hecho a la iglesia en un fin en sí misma, sino en el medio.

Entendimos que la redención no sólo es para el hombre, que ella es cósmica, que integra todo lo creado y que la iglesia está llamada a promoverla. Que la dinámica de la palabra no es tan sólo para los creyentes, sino que ella tiene el poder de restaurar todo lo caído. Además, consideramos que la iglesia no es un museo de santos sino un taller de pecadores que encuentran su santidad en relaciones íntimas y encarnadas con Dios y sus semejantes, que esas relaciones nos llevan por amor a servirnos mutuamente sin esperar nada a cambio.

En resumen, la Iglesia como es normal ha crecido, los números no son importantes, la evidencia pública de lo que somos y hacemos es mirarla como una comunidad de sacerdotes ministrando en el poder del Espíritu Santo las buenas nuevas de redención y transformación.

Misión & Visión


MISIÓN: Lograr la transformación integral de individuos, familias y comunidades a través de la promoción del reino de DIOS y del poder del evangelio de Jesús.

VISIÓN: Promover el reino de Dios y su justicia en esta comunidad y hasta donde Él nos permita, usando para esto todos los recursos espirituales, humanos y materiales que él ponga en nuestras manos.

NUESTROS VALORES: Amor, Fe, Integridad, Paz, Gratitud, Confianza, Excelencia, Servicio, Respeto, Solidaridad, Comunión, Sumisión y Rendición de Cuentas.


Historia



C.C.S. nace en un garaje rústico desde donde Dios inicio su proceso transformativo de doble vía, hacia afuera y hacia adentro.

Todo ese grupo pequeño de personas veníamos de contextos de iglesia tradicionales con un patrón de ser y hacer iglesia únicamente en el hábitat de las cuatro paredes. Algo milagroso empezó a suceder; guiados por el Espíritu Santo, una re-lectura del evangelio a partir de nuestras frustraciones de ver a la iglesia siendo inoperante como agente e instrumento de redentivo de Dios, dio como resultado que iniciáramos el sueño de convertirnos en un movimiento subversivo al sistema tradicional.

Se tuvo el carácter de enfrentar nuestras propias limitaciones, las múltiples oposiciones, vencer y romper estructuras propias, ambiguas y des-contextualizadas al quehacer de la iglesia e iniciar esta pasantía hermosa que lleva como labor principal “La Promoción del REINO de Dios en justicia, poder, amor y paz.”

Nadie puede pretender edificar una comunidad de fe sin antes dedicar el suficiente tiempo en investigar exhaustivamente el trasfondo histórico-cultural de esa comunidad, pueblo, caserío, barrio o vecindario. Fraijanes de Alajuela, Costa Rica, fue fundado por un fraile católico de nombre James.

A diferencia de lo demás pueblos de alrededor, Fraijanes poseía profundas raíces católicas, lo cual les enorgullece. Su nombre es una fusión de “Fraile” y de “James”. Sus pobladores son gente linda, sencilla, trabajadora, tenían pocas expectativas de vida, limitados por la distancia geográfica con la ciudad, lo que se convirtió en un retardo de muchos años en cuanto al progreso en todas las áreas, siendo más afectados la educación, la salud y varios aspectos socio-económicos.

Cabe resaltar que sostenemos una excelente relación con la comunidad católica de hecho hacemos muchas cosas unidos.


La Balanza



Desde un entendimiento práctico de la creatividad de nuestro Dios y abonado a eso una profunda reflexión teológica, fue que decidimos variar el esquema tradicional de las estructuras organizacionales, como lo son los organigramas y organogramas. Claro está, que esta estructura al estilo C.C.S. no será aceptada por los profesionales en esta materia, no obstante, para nuestros intereses aplica perfectamente.

Escogimos la balanza por ser un símbolo de equidad y justicia, un sinónimo de SHALOM, esta figura para nosotros tiene la siguiente definición:

Su base o fundamento: Es el mensaje central de las escrituras. El reino de Dios y su establecimiento escatológico y presente a través de la comunidad de creyentes redimidos, que en el poder del Espíritu Santo promueven y modelan los valores de este reino.

La barra estabilizadora: Habla del Sacerdocio universal de todos los y las creyentes. Esta barra en la dinámica actúa como equilibrio, subordinación y sujeción, esto porque entendemos que las dos áreas principales de la estructura como lo son: el área administrativa gerencial y de negocios, además el área de estrategia ministerial y operativa ministerial, las cuales están siempre lideradas por personas en quienes Dios puso dones y ministerios, los cuales deben desarrollarse y reproducirse. De manera tal que la tensión que se libra en esa barra estabilizadora es en el entendido que hay momentos en que una de las dos áreas debe subordinarse o someterse a la otra área.

Las dos básculas: Son los depósitos donde el Espíritu Santo ha delegado sus servidores por área, ministerio, don, pasión, habilidad.

La barra vertical del centro: Habla del plan redentivo de Dios a través de su hijo para el ser humano y la creación, nada como iglesia podemos ser y hacer sino pasamos primero por ese proceso de transformación, para después ser usados como esos agentes de cambio. Esta primero el reino, porque este ha sido el plan universal de Dios desde antes de la caída cósmica, ser rey que reina con poder y justicia en su mundo.

Ministerios



C.C.S. tiene como propósito desarrollar a cada creyente en su potencial en Dios desde la plataforma de los dones, ministerios y habilidades. Contamos con todo un proceso de discipulado, involucramiento y desarrollo de cada creyente.

Este proceso está articulado desde tres áreas de acompañamiento:

  1. Pastoral nuevos creyentes.
  2. Banco de recursos.
  3. Integración a la labor ministerial.

Somos defensores y promotores del sacerdocio universal de todas y todos los creyentes, en la corporeidad del cuerpo de Cristo. La iglesia y la misión encomendada encuentran dinámica en la socialización de estos dones, ministerios y habilidades. En C.C.S. ninguna persona ejerce ministerio sin antes no haber pasado por los niveles de discipulado, curso de dones y ministerios, y por la escuela de líderes. Ya que por experiencia cometimos errores en la delegación de ciertas tareas en personas que no tenían esas pasiones, lo cual se convirtió en un verdadero problema de crecimiento en ambos lados. Hemos superado todo esos inconvenientes con el discipulado. Una vez concluido el discipulado en todos sus niveles, y aprobado la escuela de líderes, los participantes con sus ministerios, dones y habilidades parcialmente definidos, son canalizados a los ministerios de su pasión, a través del ministerio banco de recursos quien hace la coyuntura con el líder del ministerio para que éste pueda hacer el involucramiento y ayude a desarrollar ese potencial de servicio en esa persona.

Una de las cualidades que C.C.S. tiene, es que nos llamamos líderes 4×4, todo terreno, lo que significa que todos nuestros servidores, deben servir tanto dentro como fuera del templo, en nuestras áreas de servicio comunitario. Es un deber que cada ministerio y pastoral asuma esa labor, que va desde recoger basura, pintar, construir, sembrar árboles entre otros servicios.

Staff

Tenemos aproximadamente 30 ministerios pastorales diseminados en nuestra intención de ser una iglesia Integral que vive la invitación de Jesús de una vida plena, a través del Sacerdocio universal de todos y todas las creyentes.

Con estos y muchas otras áreas que orgánicamente nacerán basadas en el EVANGELIO DE LAS BUENAS NUEVAS, pretendemos responder a las preguntas puntuales del ser humano, para lo cual hemos definido algunas áreas de trabajo en las que deseamos enfocarnos.

Para conocer más sobre el ministerio de su interés contáctenos.

  • Pastorales

  • Diaconado

  • Intercesión

  • Emanuel

  • Artes

  • Diaconado

  • Acompañamiento

  • Divorciados

  • Consejeras

  • Visitas

  • Centro Comunitario

  • Restauración

  • Escuela Líderes

  • Banco Recursos

  • Fiesta en el Cielo

  • Discipulado