El tipo de iglesia que Jesús requiere para cumplir sus planes universales

Como si se tratara de un menú tipo restaurante hoy la sociedad tiene en su mesa de vida, y con ello, varias  órdenes de  iglesias las cuales se presentan desde posiciones muy radicales, como liberales; en este escenario surge una pregunta ¿Cual tiene la verdad?

No pretendo con el siguiente ensayo plantear cual es la iglesia ideal, sino simplemente desde un evento bíblico proponer algunos elementos que considero podrían dar coordenadas para ese navegar extremo al tesoro del llegar a SER y HACER la comunidad de fe “Eklessia” a  los de afuera, así como Jesús soñó.

A continuación voy a presentar opciones de los tipos de iglesia que hoy tenemos:

  • Iglesia tradicional: Se convirtió en una religión insípida que promueve la religiosidad en todo cuanto es y hace.
  • Iglesia cómoda: Aquella que se conforma a sí misma como está, su comodidad la llevo a ser sedentaria y todo lo que implique movimiento le desanima.
  • Iglesia tipo salero: Su centralización es tan adorada que todo gira entorno a mantener el salero efectivo y hermoso, para de esa manera coaccionar a los granitos de sal (miembros del club) a permanecer dentro de él. Sus inversiones financieras son del 90% para mantener el salero confortable, donde el ambiente y demás elementos de orden “estético” den como resultado un buena “experiencia religiosa”.
  • Iglesia tipo sinagoga: Se dicen todas las verdades del evangelio desde fundamentalismos, moralismos desvinculados de la realidad humana, pero sin práctica o peor aún, el Jesús o Mesías que buscan está pasando frente a sus templos con ropas andrajosas y con ojos de dolor pero su religiosidad no les permite verle ni  en el juego de los niños del barrio.
  • Iglesia que no es sal sino de azúcar: Jesús no dijo, “ustedes son la sal de la iglesia” sino que dijo “(…) del mundo”, tampoco dijo ustedes son el AZUCAR del mundo, sino más bien sal del mundo. Hoy está de moda la teología del azúcar, ya nadie quiere el ardor o yodo de la sal en sus heridas pecaminosas,  se promueve un evangelio sin cruz y una vivencia de gracia “barata”
  • Iglesia tipo Esta dejó de ser un movimiento para convertirse en un monumento que revela únicamente sus glorias pasadas. Quienes quieren conocer de ella deben obligatoriamente viajar al pasado, porque en  el presente no han hecho nada más que subsistir sin ninguna pro-actividad. La iglesia es un movimiento y no un monumento.

Las anteriores, son simples definiciones con ligeras, aunque con mucha veracidad no son una profundización por caso, pero independientemente de eso, hoy las propuestas eclesiásticas bailan en ese ir y venir de posiciones cayendo en una hibridación de identidad, que confunde a quienes miran en esos escenarios como el lugar donde pueden “encontrar a Dios”.

En los tiempos de Jesús, sucedió algo a lo que debemos prestarle atención y desde esos acontecimientos seguir siendo y haciendo iglesia de la manera o al estilo de Jesús:

  • Los religiosos en las sinagogas mientras Jesús está en las calles.
  • Los religiosos juzgando y por otro lado, Jesús perdonando.
  • Los religiosos excluían, inclusive al mismo Jesús, por otro lado Él crea una iglesia donde todos y todas participan, por ejemplo con aquella mujer que quiebra el perfume y donde Jesús recibe un acto de adoración de “la menos indicada”.
  • Los religiosos esperando al Mesías y Jesús pasando al frente de sus templos con la gente.
  • Los religiosos cargados de conocimiento, mientras Jesús trasmite vida y poder.
  • Los religiosos con manos y pies limpios, y en el otro escenario, Jesús con pies polvorientos y manos con barro por sanar a un ciego (teología del barro)
  • Los religiosos ayunaban y se sentaban en ceniza, Jesús practicaba el verdadero ayuno la Justicia Social.

Hagamos una exegesis de un pasaje muy conocido, del cual extraeré algunas aplicaciones sin caer en alegorías, con lo cual pretendo de manera práctica-bíblica proponer un estilo de vivencia eclesial dinámico, interactivo, humano, misionero, estratégico, comunitario, profético, adorador y entre otros más, que cada quien podrá deducir.

El tipo de Iglesia que Jesús desea es aquella que rompe paradigmas y esquemas con la misión de crear puentes entre las ovejas sin pastor y el Buen pastor; Aquí un ejemplo en Marcos  2: 1-12  Parafrasearlo verso a verso

 1Y entró otra vez en Caperrnaum después de algunos días, y se oyó que estaba en casa. 2Y luego se juntaron a él muchos, que ya no cabían ni aun en la puerta; y les predicaba la palabra. 3Entonces vinieron a él unos trayendo un paralítico, que era traído por cuatro. 4Y como no podían llegar a él a causa del gentío, descubrieron el techo de donde estaba, y haciendo abertura, bajaron el lecho en que yacía el paralítico. 5Y viendo Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados.

Con base a la anterior procedo a hacer un pequeño resumen del mismo con ciertos hechos clave en el pasaje:

  • Verso 1: Se oyó que Jesús estaba en casa.
  • Verso 2: Se juntaron muchos y Él les predicaba la palabra.
  • Verso 3: Un paralítico cargado por cuatro.
  • Verso 4: No podían acercarse y descubrieron el techo del aposento en donde estaba Jesús, abrieron una abertura y bajaron al paralítico.
  • Verso 5: Al ver Jesús la FE de ellos, usa las palabras “HIJO, tus pecados te son perdonados”

Algo que es necesario destacar, es que del 100% del hecho, en su totalidad no correspondió específicamente a Jesús, sino  debido a acciones de terceros, mi argumento yace en lo siguiente:

Verso 1-2: El Anunciamiento

Quienes anunciaron que Él estaba en casa, fueron muy posiblemente los dueños de la casa, lo contaron a sus vecinos, amigos, parientes y hasta a los homólogos de la ley; en una aplicación certera a nuestro contexto, la casa viene siendo el templo, entonces ¿Quiénes son los que deben anunciar que Jesús está en la casa, los de afuera o la Iglesia?  

Hoy en día tenemos muchas personas en las capillas y tener templos llenos, es sinónimo de “éxito ministerial”, las membresías pasaron a ser consideradas como datos, dependiendo de cuantas cabezas se tengan así será su imagen, posición y aspiraciones de títulos.  En el pasaje se nos da a conocer que la casa está llena, al punto que nadie ni los enfermos podían entrar, es aquí en donde surge la siguiente interrogante ¿Los enfermos de nuestra comunidad pueden entrar con facilidad a encontrarse con Jesús, o nuestra religiosidad es tan grande que los dejamos afuera? La ironía de este evento es elocuente a que la casa está llena, los enfermos afuera y peor aún, los gestores del milagro no forman parte de la concurrencia.  Con lo anterior nacen las preguntas ¿De qué sirve entonces tener una casa llena si la misión de ser y hacer iglesia se debe de hacer desde afuera? ¿Será acaso que existen lugares culticos que están llenos, leídos socio-eclesiológicamente como exitosos, consumidores de “palabra de Dios”  pero estériles en la misión?

Es importante denotar las dos dinámicas que se dan en el pasaje, la primera es una interna que se da en la casa  como un “templo para tropicalizar”  y escuchar a Jesús, de seguro los religiosos buscaban como cuestionar o desacreditar a Jesús mientras que los demás espectadores con deseos de oír y de ver al “famoso” del momento, quizá para obtener un “selfies” con el hijo del carpintero predicador itinerante, pero nadie con actitud de cambio radicalizado desde el beneficio de los demás.  La otra dinámica se está dando fuera de la institucionalización del discurso, lejos del control de los primeros asientos, libres de la presión de grupo, y es ahí donde se gesta desde la cotidianidad de unos y del sufrimiento del ignorado paralitico, un milagro por romper paradigmas.  

Verso 3: Cargando un Paralítico

En el contexto hay cuatro hombres cargando un paralítico, pensemos en lo siguiente, ¿Cuantos más de los que estaban en esa casa conocían al paralítico, porqué solo esos cuatro se identificaron con su necesidad?  Es aquí donde debemos cuestionar realmente el efecto de nuestros “cultos, predicaciones, seminarios, congresos, cumbres” ¿Realmente está funcionando tener la casa llena?  Sí nuestro sistema litúrgico-cultico no estimula a la gente a que se reúna a salir y poner en práctica el amor de Jesús a los más necesitados, esto como expresión máxima y contundente de su fe, no estamos cumpliendo  con la demanda de Jesús.

El ejemplo que sigue deja desacreditado el efecto “muchedumbre, sinónimo de éxito”, porque quienes deciden hacer la diferencia, no es ninguno de los consumidores de la casa llena.

Detalles de misión

  • Ellos miraron al paralitico; pongamos en observación la gran miopía o ceguera (en algunos casos) que iglesia tiene al mirar a su entorno, sus lentes únicamente miran sus intereses y enfoques dejando de lado a sus mejores posibilidades de demostrar quienes son.
  • Miraron al paralitico y le cargaron, ¿Qué le dice a usted el hecho de que cada uno se delegó en una esquina? La cama tiene cuatro esquinas, cada uno tomo una, para llevarlo, esto de manera sencilla, la respuesta es simple, nos habla del orden que definieron y ninguno se entrometió en la esquina del otro, de haberlo hecho el paralítico sufriría y su misión no hubiese sido completada, cada quien en su esquina, ejerciendo sus dones, habilidades, talentos y ministerios, lo cual habla de un sacerdocio universal de los y las creyentes.
  • La iglesia que no desarrolla, ubica a su gente en sus áreas de pasión y las deja a la deriva, estas serán personas que constantemente cambiaran de esquina creando conflictos en la misión de la iglesia. No hay nada más peligroso para la efectividad misional de la iglesia que tener gente mal ubicada, el efecto de la gente mal posicionada también repercute en la gente necesitada, sí estos cuatro no se hubiesen organizado, el milagro no se habría dado y la interrogante surge ¿Acaso no estará pasando lo mismo en nuestras iglesias? Muchos necesitados afuera urgen de una respuesta, mientras que los seguidores de Jesús discuten por la esquina a usar, sin saber a qué han sido llamados.
  • Muchas Iglesias tienen pasión por las ovejas sin pastor “los no alcanzados”, pero no cuentan con un ordenamiento interno, que les permita desde la parte estratégica, financiera, operativa, administrativa y ministerial el poder ser efectivos, y por ende caen en conflictos, divisiones, y por supuesto, la intromisión en la esquina del otro.
  • La dinámica de hacer Iglesia Integral, requiere de gente que se incomode por el dolor de los demás, deben ubicarse cada uno en su esquina, en sus dones y ministerios y de esta manera los necesitados serán llevados a los pies de Jesús.
  • Nadie puede solo,  la misión de ser y hacer iglesia se da desde la comunidad de manera corporal donde todos y todas son parte y participan. Nuestra misión es integral, requerimos de mucha gente, unida, y delegada cada uno en su esquina, como aquellos cuatro decididos a hacer algo por su prójimo.

VERSO 4: Pasión por los demás

Es maravilloso, que en primer lugar estos cuatro miraron la casa llena y no se desanimaron, no dejaron de creer y de lucha; este es el tipo de gente que requerimos frente a las estructuras de poder, frente a la carencia de recursos y de las negativas decisiones de los grandes señores de la iglesia.

A un apasionado, empoderado en el Espíritu Santo no lo detendrá nada. Cuando se presenta el obstáculo la creatividad innata del reino de Dios nos hace ver otras posibilidades, así como ellos descubrieron el techo mirándolo de una manera diferente, usando sus recursos para acercar gente a Jesús,  porque él ya estaba allí.

¿Pero que implicaría ese acto?

  • Subir a un nivel más alto del que tenían los demás: Acercar gente a Jesús implica estar en un nivel más alto que el de los demás y este no necesariamente hace relación a una medida de “altitud”, como Iglesia, y como sirvientes de su reino, debemos colocarnos al nivel de las ovejas sin pastor y salir de las comodidades del salero para ir al encuentro transformador de nosotros y los demás.
  • Subieron al techo ¿Cómo lo hicieron?: Debieron buscar recursos como escaleras o andamios para subir a ese nivel, la gran mentira de muchos (excusa a conveniencia) es “no tenemos recursos, no tenemos dinero (…)”. Claro que si los tenemos, la misión de servir, de traer a otros a Jesús inicia con usted y con lo que usted tiene. Además nuestros edificios cuentan como siervos de la misión, no son lugares como se han mantenido por años, “lugares sacrosantos” que se usan únicamente dos o una vez a la semana. Una iglesia que desea salir y traer a muchos paralíticos a Jesús deberá ser creativa en el desarrollo de generación de recursos.
  • Hicieron una abertura, rompieron algo: Si algo ha causado que la gente se aleje de Jesús, ha sido la RELIGIOSIDAD, ella es monótona, indiferente, y su placer es la COMODIDAD, estos hombres rompieron con un paradigma, un estilo de ingresar a las casas y particularmente las llenas de religiosos, normalmente la gente entra por la puerta, ellos por el techo, esto responde mi pregunta inicial Tienes que romper el “techo” o sea, romper paradigmas por amor a la gente, cuando rompemos con esto, lo estéril  y lo infructuoso, como efecto colateral tendremos las más crueles críticas de los consumidores de la casa llena, pero luego serán maravillados del resultados.
  • Corren riesgos: Estos cuatro héroes asumen el precio a pagar, no les importo si el dueño de la casa los metería presos o en consecuencias aún más graves, es emocionante pensar en estos cuatro golpeando el techo, abriendo espacio mientras el paralitico sin saber que está pasando, simplemente escucha golpes que rompen lo imposible desde donde será sano.

VERSO 5: Al mirar Jesús la FE de ellos

No fue la fe del paralítico que propicia el milagro, quien se suponía debía tener fe era el doliente y  aquí se rompe otro estilo, aquí no existen ofrendas expiatorias, indulgencias o compra de milagros, aquí el milagro se da por la fe de los cuatro. Esto quiere decir que por la fe y el trabajo esforzado, duro y sufrido, nuestro, de la comunidad, el familiar, el amigo, etc., se pueden recibir algo de Jesús, además de que no es importante si creen o no, nuestra pasión por ellos y ellas  les beneficiara.

Por otro lado, Jesús le dijo al paralítico “tus pecados te son perdonados”, cuando el escenario era que lo traían para que fuese sanado y terminó perdonado como primer regalo, y luego es sano. Lo que Jesús hace primero no es darle lo que en principio este desea, su sanidad, lo que hará es recobrar el lugar que perdió en el corazón de ese hombre, en la caída dándole salvación  y luego le sana.  Todos los esfuerzos nuestros como iglesia deben conducir al ser humano a que sufra la transformación integral de todo su ser.

Lo otro hermoso, es que quien se beneficia de todo ese esfuerzo es justamente quien menos hizo, el paralítico, hoy muchos quieren hacer cosas, para beneficiarse ellos mismos, mientras que todo lo que somos y hacemos debe estar dirigido a aquellas personas que necesitan de Jesús.

Por otro lado, un detalle que no podemos dejar pasar es ¿Quiénes eran estos cuatro hombres, como se llaman? Nadie sabe nada de ellos simplemente son llamados los “cuatro” su invisibilidad nos habla de cuál debería ser nuestro proceder frente a todo lo que somos y hacemos, tan invisibles que el único que mira con agrado sea Jesús.

Hoy en día el narcicismo evangélico busca colocar en supremacía al héroe, al siervo de Dios”, como objeto de alabanza aunque no se proclame de esa manera, la forma y manera en que se publicitan lo deja ver con elocuencia, de seguro que en el hoy muchos si fueran de esos cuatro, se tomarían fotos y selfies con el ex paralitico para subirlo a Facebook.  Quedémonos detrás del telón, dejemos que los enfermos sanados se gocen con Jesús. Demasiada sal en la sopa la hace repugnante e incomible, la cantidad indicada la hace sabrosa, realza sus sabores y mejor aún, es aceptada como una comida saludable. Tanta publicidad puede que nos lleve a quitarle gloria a Jesús.

Aclaro, para quienes la rendición de cuentas es un valor, debemos con transparencia brindar toda la información por los medios seleccionados que demuestren el uso y destino de los recursos, pero esa dinámica no puede quitarle el mérito soberano a Dios.

¿Qué Implica traer paralíticos?

  • Verlas como Jesús las vio “ovejas sin pastor”
  • Llorar por ellas: Jesús lloró en frente de Jerusalén por su gente.
  • Sufrir por ellas, aunque mal paguen
  • Acercarse a ellas sin importar lo que los demás dicen y sin importar el lugar donde ellas se encuentren, Jesús es un claro ejemplo de ese acercamiento no tradicional, como por ejemplo con la Samaritana, Zaqueo y con los pecadores de las plazas y mercados
  • Sanarlas como Él lo hizo, con procesos de sanidad
  • Discipular las, “enseñándoles todas las cosas que yo les he enseñado”
  • Hacer planes para el beneficio de ellas: Jesús planeo encontrarse con la mujer pecadora en la casa de Simón el Fariseo
  • Ser inclusivos es el papel de la iglesia, el evangelio nació para toda la gente
  • Adquirir bienes físicos para que sean usados para que el mensaje llegue, así como Jesús usando las barcas de los demás para predicar
  • Desgastarnos por y para ellos
  • Invertir todos lo que somos y tenemos por la proclamación del evangelio
  • Salir de nuestro confort religioso, social, económico, cómodo y placentero para sumarse en la misión de los cristianos, porque sí no estamos en la misión no somos parte de ella ni del cristianismo. Los cristianos hablan de su Cristo

Conclusión: ¿Quién es el paralítico de tu barrio? y ¿Qué harás para traerlo a Jesús?

En este pasaje hemos podido mirar el esfuerzo de cuatro hombres, y el de los dueños de la casa,  que se dispusieron incomodarse, por un paralítico, el permitir un hueco en al techo, el ponerse de acuerdo y buscar recursos,  dieron fruto a lograr lo que querían, mirar al paralítico caminar.

Estos  versos cambiaron  mi manera de ver el papel de la iglesia local en la comunidad. Tradicionalmente las iglesias se han enfocado por su núcleo inmediato, los salvos en las cuatro paredes. Cuando miramos a la iglesia primitiva su impacto y la transformación que ocasionaron  en su entorno nos sentimos desafiados, ellos descubrieron que la  iglesia local es la esperanza de la comunidad, nadie más puede trasformar integralmente un entorno como la iglesia, y esto lo hace a partir de que su mensaje es un mensaje integral e inclusivo.